Información
Noticias
Galería de fotos
Equipo Técnico
Video Institucional
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
Blvr Artigas 4208
Esq. Av. Joaquín Suárez
Fax: 203 53 21
Tel: 203 6988/204 4644

San Luis Orione


El sacerdote Luis Orione nació en Italia el 23 de junio de 1872, en una familia de humildes trabajadores. Desde niño conoció la triste condición de los más humildes y los rigores de la pobreza. El contacto con tantas injusticias sociales y en un mundo que iba descristianizándose, alzó la bandera de la caridad de Cristo: “La caridad y sólo la caridad salvará al mundo”.

La Pequeña Obra de la Divina Providencia, que nació en Italia, actualmente está difundida en más de veinte países de los cinco continentes. Don Orione hizo de su vida un holocausto, un martirio, un canto fiel hasta el día de su muerte, el 12 de marzo de 1940. Toda la vida de Don Orione fue un camino de santidad, que lejos de quedar encerrada en el ámbito de la Iglesia, pretendió llegar hasta lo más profundo de la sociedad y sus estructuras.

“Más que ser santos de Iglesia, seamos santos del pueblo y de la salvación social”, afirmaba con vehemencia.

El Papa Juan Pablo II lo beatifica el 26 de octubre de 1980 y proclama santo desde el 16 de mayo de 2004, afirmando que “Don Luis Orione se nos presenta como una maravillosa y genial expresión de la caridad cristiana (…) y es para todos ejemplo luminoso y consuelo de fe”

Don Orione
El Apóstol de la Caridad
Edición con motivo de la canonización




“Que cada abandonado encuentre en ustedes una hermana en Jesucristo y una madre, y mientras sanan los dolores del cuerpo, den a las almas la luz….”

(San Luis Orione)

“Seamos apóstoles de la caridad, dominemos nuestras pasiones, alegrémonos del bien ajeno como si fuera nuestro propio bien; pues así será en el cielo, como dice el propio Dante con su poesía sublime. Seamos apóstoles de caridad, de amor puro, amor sublime y universal; hagamos reinar la caridad con dulzura de corazón compadeciendo, ayudándonos mutuamente, tendiendo nuestra mano y caminando juntos. Sembremos abundantemente a nuestro paso obras de bondad y de amor, y enjuguemos las lágrimas de los que lloran”.

Un Profeta de Nuestro Tiempo
Ed. Pequeña Obra de la Divina Providencia
Segunda Edición - 2002

“El mensaje de la parábola del Buen Samaritano se puede resumir en tres palabras: compasión, compromiso y comunión. La compasión nos hace sentir con –y en los que sufren; este sentir con el prójimo nos lleva a un compromiso de amor y servicio para con los necesitados; y este compromiso desemboca en una comunión amorosa, comunión con aquellos necesitados a los que servimos, y comunión también con el mismo Dios”.

Proyecto Orionino de Pastoral para las Obras de Caridad
Curia General –2004- Roma


 
Inicio | Misión | P.H.M.C | San Luis Orione | Destinatarias | Objetivo 2012 | Cómo colaborar | Contacto Diseño y desarrollo web por: prointernacional